MUSEUM

Desde hace ya algún tiempo en Media3 Estudio están teniendo muy en cuenta las peticiones de los aficionados al mundillo del los live actions. Conocidas series como Terraformers, Death Note o Rurouni Kenshin han tenido la suerte de sumarse a las filas del catálogo de la distribuidora.


Tras casi un año desde su estreno en Sitges finalmente le ha llegado el turno a Museum, uno de los grandes éxitos de la taquilla nipona del otoño pasado y cuyo manga nos ha hecho llegar Norma Editorial.
La adaptación de la obra de Ryousuke Tomoe nos llega de mano de uno de los grandes maestros del género, Keishi Ōtomo. El director responsable de llevar a la gran pantalla trabajos como Kenshin o la reciente Sangatsu no Lion se acerca nuevamente al género de los thrillers policíacos con la producción de esta cinta que ahora nos llega en formato doméstico.
El trabajo de dirección Ohtomo es fantástico. El uso de la omnipresente lluvia, la recreación detallista de los escenarios vistos en el manga y el empleo de planos de cine importados del género policíaco norteamericano de los noventa le da al film un carácter muy auténtico. Es imposible no ver la cinta sin tener el mente otros grandes títulos del género como Seven o la franquicia Saw.
Del mismo modo que sucede en el cómic las escenas oníricas y el empleo de los flashbacks rompe un poco con el ritmo de la película. En alguna ocasión son incluso innecesarios pues son recordatorios de escenas que han sucedido en los últimos diez minutos de metraje. El doblaje  es muy correcto en rasgos generales y respeta de forma acertada el carácter y expresividad de los actores nipones en todo momento.
Al contrario que en su versión manga la película sí que cuenta con un final bien definido que no deja cabos sueltos y poco o nada la imaginación del espectador.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *